Saturno y las Crisis

Gema Zalvan
Sigueme

Gema Zalvan

Acerca de la Autora: Gema Zalvan at Tarot de Gema Zalvan
Soy Gema Zalvan, Vidente Natural, Tarotista y Astróloga. Investigadora incansable de temas Esotéricos y de Superación Personal. Mi trabajo de Tarotista me permite orientar a las personas con conflictos personales. Mi especialidad son los temas de pareja y Familia.
Dedicada a aprender para poder enseñar.
Gema Zalvan
Sigueme

Latest posts by Gema Zalvan (see all)

Retorno de Saturno-Arquetipo

El arquetipo de Saturno refleja el límite entre el conocimiento consciente del yo y el inconsciente, pide que nos examinemos a un nivel más personal.
Por esta razón, la forma en que nos acercamos a este ciclo energético puede hacer una enorme diferencia en nuestra experiencia, que puede ser extremadamente difícil o un momento extremadamente gratificante de auto-descubrimiento.
Entonces, ¿cómo hacer la transición de la mejor manera posible?
Hoy me gustaría compartir mi punto de vista sobre este tránsito, crear una mejor comprensión de sus desafíos y oportunidades.

Para la comprensión de la naturaleza de los nuevos conocimientos, tendremos que asignarle un valor de verdad.
No me refiero sólo a aceptar la información como un hecho, sino a integrarla como parte.
A través de la reflexión y el discernimiento personal, tendremos que probar si el conocimiento tiene un lugar en el contexto de nuestra vida.
En los últimos tiempos, la astrología , así como gran parte de nuestro enfoque de la vida, le ha faltado el elemento del espíritu.
Esta desconexión es la razón por la que vemos la energía de Saturno como “negativa”; genera incapacidad  de aprovechar al máximo el potencial que ofrece.
Estos ciclos de maduración (retorno) son partes intrínsecas de nuestro crecimiento espiritual.
Con una conciencia de que reflejan en nuestra vida, podemos alinear nuestro ego con la intención del alma y sacar el máximo provecho de la oportunidad energética.

El arquetipo de Capricornio / Saturno

Estructura, limitación y reflexión.
En relación a la ley natural, Capricornio / Saturno simbolizan la estructura interior.
La estructura también puede ser vista como protección – la estructura de una casa simboliza la protección para sus habitantes; la piel de nuestro cuerpo, la corteza del árbol, representa la protección para el cuerpo interno.
En la mente humana, la estructura es el marco a través del cual se construye y organiza.
Para facilitar el funcionamiento de las estructuras colectivas en nuestra sociedad, necesitaremos normas reglamentarias y leyes, lo que nos lleva a la construcción de un marco, que funciona inconscientemente.
El arquetipo de Capricornio / Saturno se relaciona con nuestra interacción con tales estructuras – la sociedad, los padres y la autoridad- y cómo responder o reaccionar a las “autoridades” externas que nos imponen condiciones.
También representa el proceso de reflexión, experimentado a través de la retrospección y la introspección, la reflexión natural, y la conciencia de sí mismo que actúa como un vehículo para poner en marcha un verdadero crecimiento personal y cambio.
Cuando reflexionamos sobre el pasado, nos damos cuenta a través de la retrospectiva de posibles nuevas direcciones, y las formas en las que podemos avanzar, sin sentirnos bloqueados por las circunstancias.
¿Tiene sentido?
Nuestro concepto de tiempo es inherente a este fenómeno.
Inevitablemente, el proceso de envejecimiento se convierte en un punto de reflexión.
Maduramos, a través de la sabiduría adquirida por la experiencia y la reflexión.
Por el contrario, mientras esperamos a nuevos horizontes y posibilidades desconocidas, Saturno representa el concepto de limitación.
Todos en algún momento, hemos contemplado el horizonte, solo para darnos cuenta, que nuestra visión es absolutamente limitada.
Esta metáfora muestra nuestra relación que tenemos a la limitación.
Así, Capricornio / Saturno vibran en nuestra vida, como la forma natural, de creación de estructuras, dentro de nuestra propia conciencia individual y en el mundo exterior.
A nivel colectivo, el estado mental de una sociedad es claramente evidente en la forma en que construimos y definimos nuestras estructuras e infraestructuras sociales.
Los marcos de los países, y nuestras estructuras gubernamentales, sociales y educativos – todos los sistemas a los que nos condicionamos – todos revelan mucho sobre la conciencia de nuestras sociedades.
Cuál sería la mejor manera de trabajar este ciclo energético tan poderoso y transformador?
Alrededor de los 28 años y medio, nuestro recorrido por la vida, ha llegado a un punto en su evolución de la conciencia, donde se inicia un proceso de dar un paso hacia atrás, frenar, para entrar en una etapa de profunda reflexión.
Debido a que el proceso natural requiere de retirarnos a nuestro interior, un proceso natural de introversión sucederá naturalmente.
Podemos sentirnos abrumados, y melancólicos.
Entramos en una fase de buceo profundo en la naturaleza de nuestra psicología.
Durante este período de tiempo aumenta la exigencia, y a menudo nos enfrentamos a enormes responsabilidades.
Podemos sentir que están bloqueadas todas las direcciones, no podemos hacer que algo suceda.
En este periodo hay que disminuir la velocidad, haciéndonos conscientes de nuestro yo más profundo.
¿Alguna vez ha notado cómo las personas toman tiempo para estar con sus familias durante el mes de Capricornio (diciembre-enero)?
Miramos hacia atrás y reflexionamos sobre el año que acaba de pasar.
 Todas estas son manifestaciones de la vibración Capricornio / Saturno. (El ciclo de Capricornio es 22 de diciembre al 19 de enero.)
Lo que está sucediendo en un sentido amplio es esto … Antes de llegar a nuestro año 28, nos pasamos la vida experimentando y desarrollando nuestras ideas acerca de la vida; nuestra identidad.
Podemos llamar a esto funcionar desde el ego.
Cuando vuelve Saturno, vamos más despacio y tenemos que reflexionar.
El ego comienza a romperse y cambia nuestra perspectiva y enfoque de la vida.
Un período de transformación del ego y cambio de la realidad consciente.
Nos vemos en un nuevo contexto.
Lo que resulta, a veces un cambio de dirección, y otras una solidificación consciente de la dirección tomada.
Saturno y la depresión
La depresión tiene una asociación directa con la vibración de Saturno / Capricornio.
Realmente quiero agregar este elemento en el artículo ya que siento que puede ofrecer una perspectiva sobre esta experiencia.
En primer lugar, quiero aclarar mi posición.
La experiencia de la propia depresión, a nivel de alma es una parte de la totalidad de la creación.
Se pone en marcha por sí misma.
Donde todo se vuelve turbio y borroso, hay en nuestra experiencia de vida, factores externos, que nos hacen considerarla mucho más natural y negativa.
Consideramos la oscuridad interior como algo para resistir, o peor, medicar.
Pero este tipo de condicionamiento social en realidad no incluye ninguna conciencia espiritual sobre el tema, hay conciencia de la luz y la oscuridad, lo que nos lleva a experimentar confusión y falta de alineación con las leyes naturales.
Dicho esto, no hay duda que algunas personas sufren depresión como un desequilibrio químico en el cerebro, pero la lógica y la ciencia sugieren que son una minoría entre las masas de personas actualmente diagnosticados y medicados para la “depresión”.

¿Por que asociamos Saturno y la Depresión?
Espiritualmente hablando, lo que realmente está teniendo lugar, en el retorno de Saturno, es que el alma está experimentando de forma natural una limitación a su propia conciencia.
Una manera simple de ver esto, sería una ecuación matemática de nivel 5, cuando solo podemos resolver una de nivel 2.
Esta limitación natural creará una sensación de inutilidad, y de estar atrapado.
Capricornio realiza una conexión natural con Piscis, no puede haber una tendencia natural al espacio y sentirse perdido en el proceso.
Esto se ve reforzado, por la programación social que nos enseña que sólo debemos buscar respuestas fuera de nosotros mismos.
Los sentimientos de agobio son también parte del arquetipo de Piscis, al que se puede añadir la sensación de estar indefenso, como que no hay manera de salir.
No suenan familiares estos aspectos?
El proceso de Saturno, refleja una metamorfosis total de la imagen de sí mismo.
A través de la reflexión profunda, inducida por las limitaciones, comenzamos el proceso de buscar profundidad, comenzamos a eliminar las limitaciones y bloqueos, vemos las cosas de una manera nueva o cambiamos el enfoque de la forma en que percibimos las cosas.
El cambio constante en la percepción, finalmente, conduce a la liberación y cambios de dirección.
Esas nuevas direcciones, son a menudo muy diferentes a las antiguas.
La maduración espiritual y la cosecha estacional
la maduración espiritual y el enlace simbólico a la cosecha estacional.
Un aspecto a integrar en la comprensión de la vuelta de Saturno, es el vínculo entre el ciclo natural de nuestra vida y la maduración espiritual del alma humana.
Como he mencionado anteriormente el ciclo de Saturno refleja la maduración.
Pasamos de la belleza y la juventud, a la belleza de la sabiduría y la madurez.
Esta es la esencia de Saturno.
El viejo dicho que dice que cada uno cosecha lo que siembra es una hermosa descripción de lo que Saturno nos muestra.
Cuando estamos integrando la energía de Saturno en nuestra vida, estamos buscando la hora de invertir, la aplicación de dedicación y comprometernos con esa tarea.
La recompensa que sigue al trabajo de Saturno es muy beneficioso.
La clave de este tránsito es la consistencia.
En el zodíaco, Capricornio es un signo de Tierrajunto a Virgo y Tauro.
Este trígono, sin entrar en mucho detalle, manifiesta el proceso de materializar de forma rutinaria (Virgo) ofreciendo valor añadido (Tauro) hacia el objetivo final (Capricornio).
Construir una casa, requiere un proceso de inversión, una meta cada día, esfuerzo, constancia y determinación.
El resultado final será finalmente y metódicamente alcanzado.
El agricultor planta sus semillas en una temporada (período de tiempo), espera y luego cosecha.
Lo mismo sucede con Saturno, hacemos  el trabajo duro, esperamos la maduración y tenemos el resultado.
Pero si no aceptamos el trabajo duro, experimentamos limitación y futilidad.

Los 7 ciclos del año de Saturno

La naturaleza cíclica del zodiaco, nuestro universo, e incluso nuestra conciencia, trabaja en 360 grados.
El zodiaco, se divide naturalmente en cuatro secciones de ángulos de 90 grados.
A medida que Saturno viaja por todo el sistema solar, y el zodiaco, hará 4 aspectos estresantes a su posición en la carta natal.
Piense en las posiciones de 3, 6, 9, y 12 sobre una esfera de reloj.
No quiero complicar esto, pero la colocación de Saturno en estos cuatro aspectos en nuestra tabla tiene efectos significativos en nuestra evolución personal y el ciclo natural de maduración.
Esta es la forma en que se divide:
A la edad de 7  años experimentamos nuestro primer punto de Saturno.
Despertamos a nuestra propia mortalidad y limitaciones físicas.
Es nuestro primer paso a madurar.
Alrededor de los 14 años tenemos el comienzo de nuestra necesidad de interacción social independiente.
Dejamos atrás las muñecas y juegos para niños, empezamos la tarea de convertirnos en adultos pequeños, también exploramos nuestros cuerpos.
Este es un aspecto importante de nuestro desarrollo.
Alrededor de los 21, nuestro ciclo de Saturno es romper las reglas de los padres.
Nos movemos de casa y comenzamos nuestro viaje hacia la independencia.
Con una órbita de 29 años, el planeta Saturno regresa a su signo original en nuestra carta natal entre las edades de 28 a 30 años, teniendo más de 2 años para pasar completamente a través de cada signo.
Este período de tiempo, ya que Saturno transita su signo natural, es la “vuelta de Saturno”.
En Saturno regresa a su punto natural en la carta natal, todas las lecciones kármicas que experimentamos durante las edades de 7, 14, 21, quedan apiladas una encima de otra.
Se necesita crecer y madurar.
Estos ciclos siguen ocurriendo.
Los siguientes puntos clave serán de alrededor de los  36, 44 y 51, y luego a los 58 que tenemos una segunda vuelta de Saturno, que regresa de nuevo a su posición original.
La segunda vuelta de Saturno es una parte clave de nuestro viaje evolutivo.
A esta altura de la vida, normalmente, hemos alcanzado la plena madurez.
Por lo general, nuestros hijos han dejado el hogar y nos encontramos en una fase que, conduce a una profunda reflexión.
Hemos hecho el aprendizaje de hacer, y ahora es momento para el tercer ciclo de la vida – ser y enseñar.
La recompensa es llegar a ser un anciano que guía a la juventud, observa e interactúa con la vida de una manera nueva.
Integración de su historia kármica
A medida que aprendemos a caminar esta encarnación,  se nos dan herramientas específicas sobre los puntos clave que tendremos que abordar en nuestro camino.
Cuando nos enfrentamos a nuestro ciclo de Saturno, la tarea puede parecer desalentadora y requerirá de una gran autodeterminación, para recibir luego una gran recompensa.
La vuelta de Saturno, nos ayuda a empezar a vivir nuestro nuevo propósito evolutivo.
Las viejas formas se retiran y nos encontramos con nuevas.
Nos hacemos cargo de nuestras vidas y comenzamos a tomar decisiones conscientes para nuestro futuro.
Esperemos que este conocimiento te anime a reflexionar para vivir la vida con esperanza y comprensión;  ver que la restricción y los sentimientos de melancolía son una parte natural del proceso.

Summary
Arquetipo del retorno de Saturno-Capricornio
Article Name
Arquetipo del retorno de Saturno-Capricornio
Description
La vuelta de Saturno, nos ayuda a empezar a vivir nuestro nuevo propósito evolutivo. Las viejas formas se retiran y nos encontramos con nuevas.
Author
Publisher Name
Tarot de Gema Zalvan
Publisher Logo
Gema Zalvan

Sobre Gema Zalvan

Soy Gema Zalvan, Vidente Natural, Tarotista y Astróloga. Investigadora incansable de temas Esotéricos y de Superación Personal. Mi trabajo de Tarotista me permite orientar a las personas con conflictos personales. Mi especialidad son los temas de pareja y Familia. Dedicada a aprender para poder enseñar.

Deja un comentario