Que son los Angeles

Que son los Angeles?Que son los Angeles?

Quienes son los Angeles?

Para unos los ángeles son nuestros hermanos mayores. Seres de luz que nos mandan información y pensamientos amorosos a fin de guiarnos e inspirarnos.
Para otros, como Don Gillmor, autor del libro Angeles por todas partes, los ángeles son formas, imágenes o expresiones a través de las cuales puede ser transmitida la esencia y la energía de Dios.
 

En la vision de la Iglesia Católica, los ángeles son una especie de auxiliares de la Providencia en el gobierno del mundo. Espíritus puros, mandados por Dios para que nos guíen, nos aconsejen y nos ayuden en nuestro transitar por la tierra y en nuestro camino hacia el cielo.

Vale la pena aclarar estos dos términos a fin de evitar confusiones: todo ángel es espíritu, pero no todo espíritu es ángel.

Espíritu es un ser inteligente que en circunstancias normales carece de un cuerpo físico, o al menos de un cuerpo que nuestros sentidos puedan captar como “físico”, pero no por ello es siempre ángel.

Existen espíritus de la Naturaleza.
Hay espíritus de seres desencarnados.

Tambien seres de otras dimensiones que podemos considerar perfectamente espirituales.

Porque viven su vida en el mismo espacio que nosotros, sin jamás interferir en nuestra “longitud de onda” ni nosotros en la suya.

Incluso espíritus protectores de los seres humanos, sin que por ello sean ángeles.

Las palabras de San Agustín a este respecto son muy certeras: “Los ángeles son espíritus, pero no son ángeles porque sean espíritus, sino por ser enviados de Dios.

Que dice el Nombre del Angel?

El nombre de ángel se refiere a su oficio, no a su naturaleza.
Su naturaleza es espíritu, su oficio, angelical.
El ángel es un mensajero”.
Y ése es precisamente el significado inicial de la palabra ángel: mensajero.

En las diferentes tradiciones religiosas, el papel representado por los ángeles es tan importante y central, que resulta ilógico atribuirlo a la fantasía o a la invención pura y simple de los antiguos.

Además, al igual que en los tiempos del Antiguo Testamento, en nuestros días los ángeles siguen interviniendo en la vida de los humanos.

Unas veces de manera anónima y secreta, y otras abiertamente y a plena luz del día.

Cuando se dejan ver suelen hacerlo bajo la forma de luces, figuras resplandecientes y en muchas ocasiones, como personas normales y corrientes.

Pueden manifestarse durante el estado de vigilia, y también en sueños.

Una constante en sus apariciones con forma humana – “disfrazados” de personas vulgares, podríamos decir – suele ser su momentaneidad.Lllegan, hacen o dicen aquello por lo que han venido y un momento después, se van sin que ya jamás volvamos a saber de ellos.

Un amigo, poco inclinado a los asuntos espirituales ni religiosos se ha visto sin embargo varias veces beneficiado por tales seres.
Con una apariencia totalmente común, en los momentos más críticos de su vida lo socorrieron con palabras, dinero en efectivo y hasta con una bolsa de ropa, exactamente de su talla.

Cuando trató de seguirles la pista, sus intentos fueron infructuosos.

Otras personas suelen verlos con apariencia de niños o jóvenes resplandecientes, durante la noche a los pies de la cama, o en los lugares y momentos más insospechados.

La constante en estos casos suele ser una sensación de bienaventuranza, de felicidad e intenso bienestar.

En  ocasiones dura un momento y en otras varios días o incluso semanas, pero que ya no puede ser olvidada, por mucho que se prolongue la vida de quien tuvo tal experiencia.

En sus apariciones en forma humana la sensación que suele prevalecer es también un profundo bienestar, una gran tranquilidad, serena y apacible, independiente de que nos saquen de algún apuro.

Casos reales.

Es cierto que  la mayoría de las personas que han tenido este tipo de vivencias suelen mostrarse reacias a hablar de ello.

Unas veces por miedo al ridículo y otras por una comprensible reticencia a exteriorizar un episodio de sus vidas muy íntimo y trascendente.

En cuanto al perfil psicológico de tales personas, no he sido capaz de discernir ningún rastro común, como no sea el hecho de que todas parecen poseer una intuición bastante fina y desarrollada.

Sin embargo, el que podamos o no experimentarlos mediante nuestros sentidos físicos es algo que carece totalmente de importancia.

El hecho es que ellos están continuamente aquí, a nuestro lado, ayudándonos y guiándonos de mil maneras insospechadas. Siempre deseando en todo momento conectarnos con ese plano más elevado de la realidad que llamamos el cielo.
Al mismo tiempo, dispuestos siempre a hacer todo lo posible para que seamos más felices aquí en la tierra.

Ellos saben que el estado natural de la vida es la alegría, la felicidad, la risa y la belleza.

Sin embargo son esas cualidades las que nos solemos, apartar en cuanto dejamos atrás la infancia.
Todas ellas son cualidades del cielo, que es el reino de los ángeles.
Su labor es precisamente acercarnos a ese reino, siempre que nosotros queramos y estemos dispuestos a aceptarlo.

Summary
Los Angeles-Enviados de Dios a la Tierra
Article Name
Los Angeles-Enviados de Dios a la Tierra
Description
Para unos los ángeles son nuestros hermanos mayores, seres de luz que nos mandan información y pensamientos amorosos a fin de guiarnos e inspirarnos. Para otros, formas, imágenes o expresiones a través de las cuales puede ser transmitida la esencia y la energía de Dios.
Author
Publisher Name
Tarot de Gema Zalvan
Publisher Logo