Afrodita

Afrodita

 

Afrodita

Estas segura que no te quieren?
Te has mirado al espejo?
Cuando lo haces, que ves?
Para amar a otros, primero has de amarte.
Las relaciones fracasan cuando esperamos que otro nos de lo que no tiene.
Insistimos, insistimos y nada!!
Deja de ir detras de las personas, y espera que vayan tras tuyo.
Claro que es posible!
Has elegido la Diosa del Amor.
Nadie podra resistirse a tu encanto.
Repite cada dia: Soy la pareja perfecta!!  ya me contaras.

 

Volver a Oraculo de las Diosas             Ir a Oraculo de los Angeles

Afrodita era la diosa del amor.
Los romanos la llamaron Venus (de ahí la famosa estatua sin brazos conocida como Venus de Milo).
Afrodita vivió en el monte Olimpo con las otras deidades supremas y se casó con el artesano-dios hogareño, Hefesto.
Se dice que nació de la espuma del mar (de ahí la pintura reproducida por Botticelli de la diosa que flota en una concha marina).
Afrodita se involucró en varias ocasiones con los asuntos de héroes mortales.
También se puede decir que Afrodita causó la guerra de Troya.
Esto ocurrió de la siguiente manera.
Cuando el héroe Peleo se casó con la ninfa marina Thetis, todos los dioses fueron invitados a la ceremonia, todos menos uno.
La diosa le pasó a un especialista en sembrar discordia, por lo que depositó maliciosamente una manzana dorada en la mesa del banquete.
La fruta estaba inscrita con la leyenda “Para la as bella”.
Inmediatamente, todas las diosas comenzaron a discutir sobre qué belleza le daba derecho a ser la dueña legítima de este premio.
Finalmente se decidió someter la disputa a arbitraje.
Razonablemente, el juez designado debía ser el mortal más guapo del mundo.
Esto resultó ser un noble noble troyano llamado París, que en ese momento estaba sirviendo de pastor.
Así que los tres finalistas, Afrodita, Hera y Atenea, lo buscaron en el prado donde cuidaba sus rebaños.
No contentos con dejar el resultado al discernimiento del juez, las tres diosas procedieron a ofrecer sobornos.
Hera, la reina del Olimpo, se llevó a París a un lado y le dijo que lo ayudaría a gobernar el mundo.
Atenea, diosa de la guerra, dijo que ella lo haría victorioso en la batalla.
Afrodita le prometio el amor de la mujer más bella del mundo.
Esta era Helena, que estaba casada con el rey de Esparta.
París otorgó rápidamente la manzana dorada a Afrodita, quien a su vez le permitió fugarse con Helena.
Quien a partir de entonces se hizo notoria como Helena de Troya.
El esposo de Helena y su hermano formaron un ejército griego para recuperar a su esposa, y este fue el inicio de la guerra de Troya.

 

Summary
Afrodita
Article Name
Afrodita
Description
Afrodita
Author
Publisher Name
Tarot de Gema Zalvan
Publisher Logo